Dermédica | Rosácea
16202
page,page-id-16202,page-child,parent-pageid-1012,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

Rosácea

rosacea

La rosácea es un enrojecimiento e inflamación de la piel, que afecta principalmente al rostro. Al principio se ve como un rubor, pero puede llegar a convertirse en pápulas y pústulas. En casos severos, la nariz puede hincharse con una especie de bulbos.

La rosácea puede ser difícil de reconocerse en sus primeras etapas, y confundirse con quemadura solar o con acné, porque las inflamaciones son parecidas.

Hay una predisposición a la rosácea en los adolescentes y adultos jóvenes, debido a antecedentes familiares o por causa de medicamentos contra el acné o productos para el cuidado de la piel, como: Jabones, Limpiadores, Astringentes, etc.

Si no se trata adecuadamente con un Dermatólogo Especializado, la rosácea progresa, y en casos graves, puede ocasionar una desfiguración facial severa.
Las características que identifican a la rosácea son:
Mayor grasa en la piel
Poro dilatado
Rubor fácil y frecuente
Manchas o granos
Ensanchamiento de los vasos sanguíneos de la cara
Hinchazón de la cara, especialmente la nariz
Complicaciones oculares como conjuntivitis