Los 12 propósitos para el cuidado de la piel

Con el año nuevo, llegan también nuevas oportunidades de cuidarnos y vernos mejor. Te damos los 12 propósitos de belleza y cuidado de la piel que no puedes dejar de lado para lucir una piel sana, joven y radiante este 2019.

 

Cada año nos planteamos muchos propósitos, profesionales o personales. Entre los más comunes están el bajar de peso, verse más joven, alcanzar ciertos objetivos y éxitos. Enero es ideal para repasar todos esos objetivos que te harán sentir bien y que por obra y gracia del “esfuerzo, la constancia y la disciplina” se reflejarán en tu belleza integral.

Resultado de imagen para cuidados de la piel

Pero no te desesperes ni te exijas demasiado para ver resultados mañana mismo. Organízate y anímate para que, paso a paso, vayas cumpliendo con estos 12 propósitos de belleza que en definitiva lograrán mejorar tu aspecto y tu estilo de vida.

De ti dependerá que al final de este 2019 luzcas mejor que nunca.

 

  1. Limpieza/Desmaquillaje: La limpieza facial debe realizarse mañana y noche, es el primer paso y principal para tener una piel sana, limpiarla de impurezas, maquillajes, polución y grasa que la propia piel libera. Para ello existen infinidad de productos, desde las rápidas y cómodas aguas micelares, leches, tónicos, jabones (syndets), a las deliciosas e increíbles espumas limpiadoras. Una vez tengas la piel limpia, estará más receptiva para cualquier producto que apliques a continuación, y este actuará de una forma más efectiva.
  2. Humecta e hidrata: Tanto la piel del rostro como la del cuerpo merecen recibir una buena dosis de crema humectante para que tenga un aspecto sano, suave, liso, fresco y juvenil. Después de limpiar la piel del rostro, tonifica para refrescar y cerrar los poros y aplica la crema hidratante –diurna o nocturna-, y después de la ducha, no te olvides de la crema corporal. Asegúrate de encontrar el humectante ideal para tu tipo de piel.
  3. Protégete del sol: Siempre… incluso en invierno. Y debe de ser el último paso de tu rutina facial. Llueva, nieve, haga sol o esté nublado la radiación UVA se mantiene estable. Tienes múltiples opciones, en maquillaje, en tu crema hidratante o de tratamiento, solo protección con muchas texturas según tu tipo de piel. Recuerda que utilizar protección solar es tener una piel sana, y además es el antiarrugas más eficaz. En México, la radiación solar es más alta que en otros lugares, asegúrate de usar protectores con factores FTP 50+ en adelante.
  4. Exfolia regularmente: Una vez a la semana o mínimo cada 15 días, con este paso consigues tener una piel preparada y perfecta para los tratamientos que realices después, incluso verás cómo el maquillaje te queda perfecto, a la vez que ayudas a que tu piel se renueve y estimulas la producción de colágeno y elastina. Y ayuda a liberar la piel de todas las células muertas que pueden ser la causa de ese aspecto opaco y reseco. Recuerda que la exfoliación no aplica únicamente para el rostro, también puedes exfoliar la piel de tu cuerpo.
  5. Especial cuidado al contorno de ojos: el contorno de los ojos es la zona más sensible, la piel es muy fina y es la que más se resiente, por todo lo que gesticulamos y demás. Tienes una amplia variedad, antiarrugas, bolsas, ojeras…. elige el que mejor te vaya y aplica un poquito de producto dando pequeños golpecitos hasta que se absorba, lo ideal aplicarlo mañana y noche.
  6. Tener un Cabello de envidia: Un cabello sano y bien cuidado puede hacernos ver más jóvenes y atractivos. El secreto está en cortarlo cada 3 meses, utilizar un buen shampoo y acondicionador, y aplicar una mascarilla por lo menos una vez por semana. No lo castigues con tantas planchadas o tintes agresivos.
  7. Atiende tus manos y pies: Los olvidados… A pesar de ser de gran importancia. Los signos de envejecimiento y manchas se pueden percibir primero en las manos. Los pies son tus cimientos, soportan tu peso y por lo regular son los que menos cuidados tienen. Hidratar adecuadamente manos y pies es de gran importancia, además de una buena manicura y pedicura regularmente.
  8. Cuida tus Labios: Los labios son muy sensibles porque la piel que los cubre es una transparente, delicada y muy vulnerable membrana que no ayuda a mantenerlos protegidos al 100%. En consecuencia se resecan, se deshidratan y agrietan a menudo y el sol, los quema y pela con facilidad. Antes de pintarlos, aplícate un bálsamo rico en vitamina E y agentes hidratantes para mantenerlos suaves y protegidos.
  9. Come bien y bebe agua: El cuidarse la piel empieza por aquí. Ni restringir calorías ni comer solo atún y lechuga. De lo que se trata es de proveer a tu organismo los nutrientes necesarios y evitar aquellos que provocan reacciones inflamatorias en la piel como los azúcares refinados. El agua es el líquido vital que requiere nuestro organismo para funcionar correctamente. Si deseas tener una piel suave y mucho más joven, un cabello fuerte y reluciente, y unas uñas saludables, tomar dos litros de agua al día es indispensable.
  10. Mimar a tu cuerpo con el descanso: Es necesario porque durante la noche se lleva a cabo la renovación celular, lo que favorece la piel, la oxigena y disminuye el estrés. La piel y el sistema nervioso están estrechamente relacionados, siendo el reflejo de nuestro estado físico, psicológico y mental. La calidad y las horas de sueño impactan tanto en el funcionamiento como en el envejecimiento de la piel; la falta de sueño provoca bolsas, ojeras y resta luminosidad a la piel.
  11. La salud no tiene precio: Muchas veces por tratar de ahorrar un poco de dinero compramos maquillaje o producto de baja calidad y al final terminamos con muchos productos pero realmente nada nos sirve. En 2017 y 2018 han triunfado los productos de cosmética «low cost» y la cosmética coreana. Recuerda que el precio no debe ser nunca un factor que esté por encima de nuestra salud y seguridad.Deja de engañarte con titulares y con la ilusión de encontrar una crema, contorno de ojos o mascarilla maravillosa en la estantería del supermercado y sin la asesoría personalizada de un profesional de la piel.
  12. Asistir regularmente al dermatólogo: Un error muy común es el pedir recomendaciones o si un producto o medicamento que ha funcionado a un conocido, lo utilicemos sin darnos cuenta que cada piel es distinta además de ser muy compleja, es por eso que existe la especialidad médica de dermatología; los profesionales de la salud de la piel y los más preparados para recomendarte productos. Para mantener un cutis radiante, es importante acudir regularmente con tu dermatólogo para que te indique el mejor tratamiento para ti.

Resultado de imagen para cuidados de la piel

Si, todo esto requiere dedicación y constancia. Y puede parecer difícil o que requiere mucho esfuerzo, pero al ver los resultados estarás feliz de realizarlos y hacerlos parte de tu rutina diaria. Si gustas mayor asesoría para comenzar el año con una excelente rutina de belleza, te esperamos en cualquiera de nuestras clínicas Dermédica, donde nuestros médicos especialistas están listos para darte las mejores recomendaciones.